miércoles, 27 de enero de 2010

Generación NiNi

Asistimos esta semana al estreno de un nuevo programa de televisión llamado Generación NiNi. Entiendo que ese acrónimo alude a la frase "ni estudio ni trabajo" muy de moda hoy en día. Los protagonistas son ocho chicos y chicas de dudoso gusto por el esfuerzo y con currículums repletos de pasajes digamos que controvertidos, expulsiones de colegios, echados de casa, sin estudios primarios...etc.

Sería fácil desenvainar nuestro más profundo rechazo a ese estilo de vida que los jóvenes tienen hoy muy interiorizado, pero voy a romper una lanza por ellos ya que me asalta una duda que a continuación voy a argumentar.

Me viene a la mente la letra de un precioso tango escrito por Enrique Santos Discépolo y prohibido durante la dictadura argentina allá por el año 1943, Cambalache. Entre sus estrofas esconde frases como las que a continuación transcribo:

"Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé. En el quinientos seis y en el dos mil, también... ...Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio o chorro, generoso o estafador. ¡Todo es igual! ¡Nada es mejor! Lo mismo un burro que un gran profesor..."

A lo largo del tango hay otras estrofas con significados paralelos lo que me lleva a pensar... ¿La sociedad tiene solución? ¿Hagamos lo que hagamos para las generaciones anteriores vamos a ser unos desvergonzados y vividores? ¿Los logros o forma de vida de las generaciones posteriores los entendemos siempre como una afrenta a la sociedad? Que lío...

Estoy de acuerdo que quizá la Generación NiNi roza lo incalificable e indigna a una gran parte de nuestra sociedad, pero seguro que cuando la madurez les alcance serán lo suficientemente coherentes como para cumplir con sus obligaciones. Confiemos en el ser humano. No obstante estaremos atentos a sus desmanes por que nuestra pensión de jubilación depende de ellos.

Mientras tanto arrojémonos a disfrutar de la vida, ocuparnos de nuestros quehaceres diarios e intentar beber de todo aquello que nos aporte energía. Yo voy a empezar escuchando ese tango...Cambalache.

video

3 comentarios:

  1. Eso, escuchemos tango y si lo canta el señor Gardel, tanto mejor. Te felicito por tu blog y te animo a darle caña.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Gabriel!!! Desde luego que desde que estudias Periodismo tu "pluma" (ja ja) ha mejorado una barbaridad...pero qué te pasa hoy, que todo lo ves color de rosa?? ya sé que hoy ha salido el sol, después de varios días grises, pero esa visión tan positiva y optimista acerca de esa panda de...improductivos... vamos, yo confío menos en ellos que en las piedras de un camino...
    es broma... di que si, que el ser humano, de vez en cuando, nos da alguna que otra sorpresa.
    me encanta tu blog. Besitos
    mamen

    ResponderEliminar
  3. Gracias Gabri y gracias Mamen por vuestros comentarios. Dejaré volar la pluma de vez en cuando para darle contenido al blog, eso sí...escuchando tangos.

    Besitos, Gabriel.

    ResponderEliminar